Site Meter

NIVELES DE CONTENCIÓN DE LA PLANTA PETROLÍFERA

 

La planta mantenía 3 niveles de contención para garantizar la seguridad en el manejo y almacenamiento de los productos en el caso de que hubiese alguna pérdida de combustible en el sistema. Los niveles de contención estaban diseñados para funcionar de forma íntegra y sucesiva, es decir, en caso de falla del nivel 1, el nivel 2 debía activarse y ejercer la función de contención. Asimismo, en caso de insuficiencia o discapacidad de contención eventual del nivel 2, el nivel 3  debía manejar el líquido derramado de forma predeterminada.

 

 

El nivel de contención primario estaba constituido por los elementos del sistema que tienen contacto directo con los productos combustibles manejados. En general, forman parte del nivel de contención primario las tuberías, los camiones cisterna y los tanques.

 

El nivel de contención secundario estaba constituido básicamente por diques de contención formados por parapetos de concreto o suelo que circundaban a grupos de tanques, de modo que un escape de líquido desde los contenedores primarios quedara atrapado. La capacidad de almacenamiento de un dique que bordea a un grupo de tanques se diseña de modo que pueda capturar no menos de un 110% del volumen del mayor tanque encerrado.

 

Los elementos de seguridad también forman parte del nivel secundario. El sistema de seguridad previene la posible falla del nivel primario y consta principalmente de un conjunto de sensores automáticos, medidores de temperatura, alarmas visual y audible en caso de anormalidades en el funcionamiento y desempeño de los tanques e interruptores para el cerrado de las válvulas que controlan el paso de fluidos por los ductos. Los equipos electrónicos en la cabina de control recibían información continua de los indicadores de temperatura y nivel de combustible situados en los tanques. Una vez alcanzado cierto nivel máximo en el tanque, las alarmas se activaban dando aviso a la cabina de control. Junto con las alarmas, se iniciaría el cierre automático de las válvulas de los oleoductos. Existía un circuito cerrado de televisión para captar, grabar y transmitir imágenes, que servía de medio de vigilancia y monitoreo del área.

 

El nivel de contención terciario se daba por medio del sistema de drenaje del área y de las barreras perimetrales, en forma tal que los líquidos fluyesen en dirección predeterminada y quedasen atrapados dentro del depósito sin llegar al exterior ni ser absorbidos por el suelo; con esto se intentaba evitar la contaminación de aguas subterráneas y regiones aledañas.