Site Meter

TANQUES DE ALMACENAMIENTO

 

Los tanques de almacenamiento son depósitos de acero diseñados para contener o procesar fluidos (hidrocarburos), generalmente a presión atmosférica o presión interna relativamente baja. El combustible llega a los tanques a través de tuberías de llenado y es expedido por tuberías de despacho hacia contenedores vecinos o camiones cisterna.

Los diámetros de los diferentes tanques variaban entre 10 m y 20 m y sus alturas variaban entre unos 5 m a 20 m. Los tanques contenían en su interior techos flotantes con cierre hermético y flexible suspendidos sobre el combustible para evitar la formación de vapores. Además contaban con un conjunto de sensores de temperatura y niveles de llenado para mantener el control, teniendo varios ventiladores de sección triangular o circular para permitir flujo de aire en el techo.

 

 

El perímetro del techo de los tanques estaba bordeado por placas desviadoras para capturar y conducir el agua que cayese sobre la cubierta. Las paredes del tanque poseían en el exterior elementos rigidizadores en forma de aros para proveer estabilidad en la dirección radial y ayudar a mantener la forma cilíndrica frente a presiones normales a la cáscara.